HIGIENE DENTAL

La higiene bucal es muy importante, pues nos ayuda a eliminar estas bacterias y así prevenir enfermedades como la caries o la gingivitis. Aun cuando se practica una buena higiene bucal es casi inevitable la acumulación de placa bacteriana y sarro en la línea de la encía o el cuello de los dientes. Cepillar los dientes con una buena técnica después de cada comida es esencial para mantener la salud bucal. En primer lugar sirve para mejorar el aliento, ya que las bacterias de la boca descomponen los restos de comida. En segundo lugar, porque el cepillado evita la aparición de caries y que los dientes se pudran, lo que ocasiona la pérdida de dientes y el dolor agudo que no nos deja llevar una vida agradable. Como confirman los expertos, en cuanto al cepillado dental, lo más importante es seguir siempre una secuencia. Lo ideal es dividir la boca en 4 sectores, empezando por el sector de arriba a la derecha, después el de arriba izquierda, siguiendo por el sector de abajo izquierda y terminando por el sector de abajo derecha. En el cepillado, además del orden, es importante el tiempo que le dedicamos. Para cada sector tenemos que estar cepillando 30 segundos por lo que en total estaremos 2 minutos. Es importante recordar que el cepillo debe enjuagarse y secarse bien después de cada uso para evitar que se convierta en un foco de gérmenes.