BOTIQUIN

Todos estamos expuestos a sufrir una eventualidad o desastre. Por ello, tener preparado un botiquín de primeros auxilios en casa es clave para poder reaccionar de inmediato. Un botiquín de primeros auxilios sirve para transportar únicamente provisiones indispensables que cubran o asistan una necesidad o emergencia. Por ello se recomienda que tomes en cuenta: Que sea fácil de manipular y ligero, que contenga únicamente lo indispensable para realizar primeros auxilios. No debe estar oculto, todos los integrantes de la familia deben conocer su ubicación. Debes tomar en cuenta que tu botiquín debe ser revisado anualmente, para que puedas percatarte de los medicamentos caducados e incluso de los instrumentos o artefactos dañados y así poder sustituirlos por otros nuevos. El agua oxigenada es primordial para tratar y desinfectar heridas. También, si lo prefieres, puedes añadir al botiquín una disolución de alcohol etílico o povidona yodada, productos que también son realmente efectivos en estos casos. Las tiritas son esenciales para tapar las heridas. También, puede ser clave guardar unas vendas y un poco de esparadrapo. También, aconsejamos tener a tu disposición un bote de suero fisiológico, sobre todo, para limpiar las heridas y arrastrar los restos de suciedad. Por último, es clave guardar mascarillas de protección facial y guantes de látex o vinilo.